"CASA DE AVÍO" es un taller de elaboración artesanal de ACEITES AROMATIZADOS, COMPOTAS, MERMELADAS Y DULCES y surge como idea para el fomento de la alimentación sana y natural sin conservantes, aditivos ni colorantes; la recuperación de procedimientos tradicionales para la conservación de los alimentos y, asimismo y no menos importante, servir de laboratorio de aprendizaje para la elaboración de alimentos de acuerdo con gustos y sabores alternativos.

El biólogo y científico español Faustino Cordón, en su obra 'Cocinar hizo al Hombre', expresa: “Como en muchos animales en estado de naturaleza, en el homínido, el órgano del gusto se aplicaría —a retaguardia del órgano del olfato— a distinguir lo que puede de lo que no puede comerse, función muy importante cuando es imperioso comer lo más posible para mantenerse vivo, como sucede en las especies en que la falta de alimento es la causa principal que restringe la población —entre las que se contó el homínido desde que el progreso de su actividad cooperante con ayuda de útiles lo fue defendiendo cada vez más de la depredación—. La satisfacción producida por el acto de comer tiene un carácter tan distinto en el animal y en el hombre que nos conviene, aquí, designarlas con nombres distintos; podemos, por tanto, diferenciar el placer animal del disfrute humano con la comida. Ni que decir tiene que (de acuerdo, por lo demás, con el carácter animal de la naturaleza humana) el disfrute humano con la comida se apoya en su placer animal con ella; podemos decir que, así como el placer animal con la comida consiste en la satisfacción del hambre, el disfrute humano con la comida (el disfrute gastronómico) se apoya ciertamente en el hambre atenuada, o aún mejor regulada, que denominamos apetito y aún mejor buen apetito (ni poco ni excesivo), pero para elevarse a la percepción de algo distinto que ha sido proporcionado por la buena cocina tradicional como aspecto valioso de la cultura misma”.

 

Aplicación